Que Hacer Cuando La Llave No Entra En La Cerradura Y Reparacion De Cerradura De Puerta Corrediza

Es posible que en algún momento notemos que al intentar abrir una cerradura la llave no podamos introducir la llave en la cerradura, lo cual conlleva a desarrollar algunas acciones que pueden ayudarnos a superar la situación. Aquí la respuesta
Como previsión, inicia chequeando si tienes una copia reciente de la llave, dado que a veces o quedan bien cortadas y pueden dificultar la apertura de la puerta.
Ante todo, debemos tener calma y paciencia
Como primer paso podemos introducir un alfiler o un clip para investigar si dentro de ella hay algún objeto que esté bloqueando el acceso de la llave, de ser así, podemos intentar extraerlo con ayuda del mismo alfiler o clip que estamos usando para verificarlo; este procedimiento debe hacerse con calma para que sea efectivo.
Una vez cumplida la acción, probamos de nuevo introducir la llave, lo cual posibilitará determinar que la cerradura esté en buen estado, chequeando incluso si se ha aflojado algún tornillo que esté bloqueando el sistema o si ha sido forzada.
Una segunda revisión puede ayudarte a establecer si el mecanismo está oxidado o desgastado, lo cual conduce a realizar un mantenimiento de la cerradura o a cambiarla, pero antes de esto, hay que seguir intentando abrirla, por lo que se puede lubricar la llave o mojarla con alguna bebida que tengamos a mano para facilitar su movilidad.
Si el problema persiste, verifica la temperatura, en tiempos fríos las cerraduras pueden congelarse dificultando su apertura, siendo posible que se rompa la llave en el intento. De ser esta la situación, calienta la llave con mucho cuidado usando un encendedor, de manera que pueda descongelarse el sistema mientras se introduce la llave.
Una vez adentro, que se ubique correctamente en su posición, procedemos a girarla y abrir la puerta.
La Cerradura de una Puerta Corrediza también puede repararse
Si cuentas en tu casa con una puerta corrediza de vidrio, disfrutas de una vista amplia de varios sectores externos a la misma, como el patio o algún espacio recreativo, permitiendo vigilar a los niños y a sus mascotas; sin embargo, debemos considerar sus cerraduras también requieren de cierto mantenimiento.
Reparando la cerradura de una puerta corrediza.
Si se trata sólo de realizar mantenimiento a la cerradura, periódicamente debe limpiarse, revisar si requiere ser lubricada o ajustada de manera que siga funcionando como se espera.
Para comenzar, ubica un spray de aire presurizado y otro de lubricante.
Procede luego a abrir la puerta para aplicar el aire presurizado en el interior de la cerradura, de manera que puedas extraer el polvo, residuos de suciedad o algún objeto que haya podido incrustarse en esa zona, pudiendo bloquear el pestillo.
A continuación se rociará esta pieza (pestillo) con el lubricante y se esperará aproximadamente un minuto, eliminando el exceso de ese líquido con una nueva aplicación de aire presurizado, para luego comenzar a mover la perilla de un lado a otro mientras observamos el desempeño del cierre, que debe ser fluido.
Seguidamente se pasa a desatornillar la placa protectora de la cerradura para descubrir su parte interna, una vez hecho esto, se mueve la puerta hasta casi su punto de cierre para observar el nivel de la cerradura.
En este momento se mueve verticalmente la placa protectora de la cerradura para ubicar ésta en el centro de ella; centralizada sujetamos manualmente la placa para atornillarla de nuevo.
Cerramos la puerta girando la perilla e intentamos abrirla mientras está bloqueada para probar que los ajustes se hayan realizado de manera correcta, si es así, debe permanecer cerrada, recordando siempre no forzar demasiado para resguardar los vidrios que la conforman.

Última Modificación

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!
PULSE PARA LLAMAR